The anatomy of the arteries of the human body

Lo tengo que reconocer, adoro los grabados de los tratados de anatomía; ya traje en su momento los tratados de Pietro de Cortona, y de Andrea Vesalius. En ellos, los artistas tratan el cuerpo con teatralidad, con patetismo, con sufrimiento, son una grotesca aproximación a nuestro “yo” interior, y en el fondo no dejan más que  bodegones humanos, vanitas, un memento mori.

Hoy traigo el tratado de Richard Quain, físico irlandés del siglo XIX. Si bien su obra es muy posterior a los anteriores artistas mencionados, su estética hereda mucho de estos primeros tratados barrocos. Aunque Quain nos trae una visión aún más realista y explícita desde un punto de vista anatómico. No apto para estómagos sensibles.

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *