La suite de los saltimbanquis

http://www.elefantesdepapel.com/
  • Clasificacion:
  • Fecha: 1913
  • Fuente: http://www.elefantesdepapel.com/


  • En el año 2011 terminé mi licenciatura en Historia del Arte con un trabajo sobre el grabado picassiano dirigido por la profesora Jesusa Vega. El trabajo en cuestión tenía por título “La estampa moderna y el primer Picasso grabador” y trataba sobre las primeras aproximaciones de Picasso al mundo de la producción gráfica en el contexto de  la modernidad. La tesina completa puede ser consultada aquí: La estampa moderna y el primer Picasso grabador

    Dentro de todos los grabados de Picasso de los que hablo en el trabajo hoy traigo aquí La suite de los saltimbanquis:

    En 1913 Vollard compró todas las planchas de cobre realizadas por Picasso entre 1904 y 1906 con el fin de publicar una selección de quince de la estampas, incluida Comida frugal. La serie de grabados fue estampada por Picasso, con el título general de Suite de los Saltimbanquis, en el taller de Louis Ford; la tirada fue de 27 o 29 ejemplares sobre papel japonés verjurado y 250 sobre papel vitela Van Gelder, sin firmar ni numerar. Uno de los grandes contratiempos vino en el proceso de acerado de las planchas que causó problemas de oxidación, sobre todo en la plancha de Comida frugal, por eso las ediciones son tan variadas en calidad. Además se perdió una plancha (algunos dicen que por la oxidación al acerar y otros que Vollard la destruyó en un momento colérico), por lo que finalmente solo se imprimieron catorce, publicadas sin portada [Johnson, 1977: 23].

    La Suite de los saltimbanquis reúne una selección de la producción gráfica de Picasso previa al cubismo, y permite apreciar su evolución desde la “época azul” a la “época rosa”, así como el inicio de su primer clasicismo. Dentro de esta Suite, no concebida por Picasso como tal, podemos agrupar diferentes categorías temáticas: Por un lado Comida frugal y Los pobres son testimonio del final de la “Época azul”. Los expresionistas personajes de ambas estampas reflejan a la perfección la tristeza, el dolor, la desolación y la pobreza que resumen el periodo que Picasso acaba de terminar. Tres estampas son retratos: un hombre y una mujer de perfil, y un tercero (el más clásico de todos), que probablemente represente el rostro de Madeleine, la amante de Picasso anterior a Fernande. Los acróbatas o saltimbanquis forman otro pequeño subgrupo dentro de la Suite. Estos acróbatas jugaron un papel fundamental en la concepción inicial de la pintura clave de la “Época rosa”, La familia de los saltimbanquis, como demuestran las pruebas de estas planchas que incluyen líneas de cuadricula que habrían sido utilizadas para transferir personajes al lienzo. El obeso bufón que Picasso representa en reposo se ha querido ver como una imagen de Apollinaire, aunque lo más seguro es que se trate de un payaso real: Don José, o el tío Pepe.

    Las escenas familiares del arlequín conforman un capítulo propio. La representación de parejas con niños ya había sido clave en la “Época azul”, pero el tema se reforzó en la “Época rosa”, ante lo cual algunos historiadores piensan que Picasso pudo estar a punto de tener un hijo con Madeleine a finales de 1904, lo que desataría esta iconografía fantasiosa de cariñosas escenas familiares. Picasso incluye a arlequín, su alter-ego, en estas tiernas escenas de familia, a pesar de que no se trata de un personaje típico de la troupe de saltimbanquis, sino que es una figura procedente de la commedia dell’arte, que sobrevivía popularmente en carnaval y que también fue objeto de la literatura simbolista.

    Dos estampas de la serie están dedicados a la danza, una de ellas representa a Salomé, personaje de gran popularidad en la época debido a la tragedia escrita por Oscar Wilde y a un poema de Apollinaire del mismo tema. La otra estampa titulada La danza parece ser una grotesca visión paródica y satírica de Salomé nuevamente.

    Por último, la estampa final de la serie, ya de 1906, representa a un grupo de caballos y jinetes junto a una abrevadero. Picasso ya había hecho estudios previos de los jinetes del circo, pero en esta ocasión el artista despoja a los personajes de todo disfraz buscando una mirada más clásica y universal. Al parecer la estampa forma parte de una serie de bocetos preparatorios para lo que iba a ser una gran pintura que plantara cara a las obras de Matisse y los fauvistas, pero que finalmente Picasso nunca llegó a terminar. El nuevo estilo tomaba sus referencias de Puvis de Chavannes, Paul Gauguin y de la escultura arcaica griega. En los próximos meses, los efebos de la antigüedad sustituirán a los arlequines y saltimbanquis, en un progresivo adiós a la “Época rosa” que poco a poco conduciría al primitivismo de Las señoritas de Avignon y el primer cubismo.