Sueño arquitectónico para una exaltación nacional

Luis Moya Blanco (Madrid, 1904 – 1990) se formó como arquitecto en la Escuela de Madrid y en el estudio de Pedro Muguruza. En 1942, Luis Moya publicó en la revista de Falange, Vértice, su proyecto para Sueño arquitectónico, monumento piramidal a la muerte y la exaltación nacional. A partir de entonces elije el lenguaje clásico, tomando como modelo a los neoclásicos Ledoux y Villanueva, y se enfrenta al Movimiento Moderno.

Entre sus obras más conocidas están la reforma del Teatro Real y el Museo de América en Madrid, la Gran Cruz del Valle de los Caídos, y las Universidades Laborales de Gijón y Zamora, así como iglesias y edificios escolares, sobre todo para los marianistas. En 1953 fue elegido Académico de Bellas Artes. De 1960 a 1963 fue redactor jefe de la revista Arquitectura, y entre 1963 y 1966, director de la Escuela de Arquitectura de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *