De divina proportione

http://mathdl.maa.org/
  • Clasificacion: ,
  • Fecha: 1509
  • Fuente: http://mathdl.maa.org/


  • 1-Sobre las figuras de Leonardo, el cuadro de Barbari y las naturalezas muertas geométricas:

    Leonardo fue el autor de una serie de diseños de cuerpos geométricos “vacíos” (es decir, huecos, aunque con nítidas aristas) cuyas repercusiones en la cultura figurativa de la época fueron considerables. Luca Pacioli los reprodujo en su “De divina proporcione”, y el mismo cuenta en su libro que había en Venecia (ciudad de buenos vidrieros, no lo olvidemos) una colección de esos cuerpos completamente transparente.

    Esa cualidad tiene el rombocuboctaedro (“vigintisex basium planus“, en el diseño de Leonardo) que aparece colgando a la izquierda en el célebre retrato atribuido a Jacopo de Barbari conservado en el museo napolitano de Capodimonte. Parece que está medio lleno de agua, aunque el cordelito que lo sostiene es demasiado tenue para soportar el peso del líquido […]. Lo más probable es que este retrato sea una alegoría neoplatónica: Luca Pacioli mira la presencia transparentada de un cuerpo geométrico para deducir, señalando un texto y un diagrama, una proposición o entidad totalmente ideal, ante la mirada respetuosa de un discipulo-patrono. Pero no puede ocultarse que el artista se ha deleitado en el mundo sensible, en la figuración pictórica de las personas, y especialmente de los objetos.

    Estamos hablando del ilusionismo de las cosas. La afición visual a estos “cuerpos” fue tan intensa que parece haber dado origen a un género específico que podríamos calificar como “naturaleza muerta geométrica”. Dicho de otra manera: antes de que aparezca el género autónomo del “bodegón” (utilizamos ahora la tradicional denominación española), a principios del Barroco, existió una modalidad del arte objetual que consistió en la representación de entes geométricos autónomos, sin pretexto mitológico, histórico o religioso.

    (Texto de: Ramírez, Juan Antonio “La emergencia del objeto” El objeto y el aura, [des]orden visual del arte moderno, 2009
    2-Sobre el manuscrito de Luca Pacioli:

    El manuscrito como reza al final del mismo, lo terminó Luca Pacioli el 14 de diciembre, en Milán en nuestro almo convento,…, en el año séptimo del pontificado de Alejandro VI (1498).

    Fue realizado durante la estancia de Luca Pacioli en la corte de Ludovico Sforza, duque de Milán, a quién por otra parte dedica la obra que reconoce ha sido escrita siguiendo la recomendación del propio duque, cuando el 9 de febrero de 1498, durante un duelo científico con la participación de toda clase de autoridades religiosas y seglares que se celebró en la fortaleza de Milán, señaló como digno de grandísima consideración de Dios y del mundo aquel que, estando dotado de alguna virtud, la comunica a los demás de buen grado. Luca ofrece además la obra para decoro y ornato de vuestra distinguidísima biblioteca…Este tratado, con todas las formas materiales de los cuerpos que en él se contienen, causará a quien visite dicha bibliteotca una admiración no menor que todos los demás volúmenes…por haber permanecido hasta ahora ocultas dichas formas a los hombres. Esto último es una referencia clara a la colección de dibujos de Leonardo sobre sólidos regulares en perspectiva que realizó como acompañamiento gráfico de De divina proporcione y que constituye la primera imagen jamas realizada en perspectiva de los sólidos regulares y sus derivados.

    La obra fue escrita en italiano y Pacioli mandó realizar tres copias manuscritas, dos de las cuales han llegado hasta nuestros días. La versión española ha sido realizada a partir del manuscrito conservado en la Biblioteca Ambrosiana de Milán.

    (Texto de: García Cruz, Juan Antonio “Las matemáticas en Luca Pacioli” Universidad de la laguna, 2001) Texto completo aquí



    De divina Proportione:

    Luca Pacioli por Jacopo de Barbari: